UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

domingo, 10 de marzo de 2013

AFINARON INSTRUMENTOS A RITMO DE BACHATA

Y sonó la orquesta
Alianza se aprovechó para golear al Once, que llegó al Cuscatlán a ofrecer poco o nada. El dominicano Faña fue la figura con un “hat- trick” y, además, provocando dos anotaciones

SAN SALVADOR. Hubo un solo equipo en la cancha: Alianza. Once Municipal solo fue diez minutos de fútbol y el resto de aguantar y verse vencido en siete ocasiones, con esta dura caía (7-0) que lo mantiene a diez puntos de la UES, por el descenso.
Tras caer en la jornada anterior frente al Santa Tecla (0-1), los albos buscaban una reivindicación y no estaba para compasiones para con los canarios. Con una enorme explosividad, los albos salieron a correr todas las pelotas, desde el primer minuto.
Luego de una serie de llegadas, la claridad la encontraron a los cinco minutos, con dos jugadas por derecha. Primero con la penetración de Jonathan Faña, quien pasó a Sosa y este atrasó para la llegada de Osael Romero, quien lo hacía por el centro y con perfil derecho remató, pero su disparo se estrelló en el larguero.
La pelota fue rechazada, pero al mismo tiempo recuperada por los albos. Faña tocó otra vez para Sosa, quien metió un centro que se fue cerrando, hasta que en línea de gol fue sacada por el zaguero Wilson Rugamas.
No tenía respiro Once Municipal con la presión de los albos, asfixiado en la salida y complicado por la velocidad del caribeño Faña, quien fue la ruta del gol para los aliancistas.
Al minuto diez se abrió el marcador con un pase en profundidad de Sosa para Faña, quien con su corrida superó la lenta marca del central canario Rodrigo Martínez, al mismo tiempo se quitó al portero y de pierna derecha definió a puerta vacía (1-0).
De los ahuachapanecos no había reacción, solo defenderse en desorden, del que también Alianza tuvo mayores espacios. Eso fue aprovechado otra vez por Faña, con otro pase largo de Sosa, quien vio al caribeño solo desde la derecha hasta la izquierda, para que controlara la pelota en el área, bajándola con el pecho, pero al momento de controlar fue derribado por Mauricio Artero, por lo que se derivó un penal.
Odir “El Chino” Flores fue el encargado de convertir en gol el disparo desde los doce pasos, con un remate suave,  engañando al meta Cuéllar, quien se tiró a la izquierda.
Por más gritos del técnico argentino Juan Andrés Sarulyte, los jugadores canarios denotaban una actitud pasiva, sin ninguna motivación. En resumen, los canarios eran desorden defensivo, sin construcción ni destrucción en el medio campo y ninguna presencia en ataque.
Con tantas facilidades, Alianza encontró el tercer gol (30’) en otro pase a profundidad por el centro, donde Bonilla volvió a superar en velocidad a Martínez, quedó solo contra Cuéllar, a quien venció con un globito. De esta jugada, Bonilla salió lesionado (ver recuadro), por lo que entró Orlando Rodríguez.
La cuarta anotación llegó sobre el minuto 38, con otro balón en profundidad y con la velocidad de Faña, el delantero quedó frente a Cuéllar, a quien se quitó en dos tiempos y definió a puerta vacía, sin la presión de algún defensor, quienes solo veían la jugada.
Más castigo
A pesar de todo, a la parte de complemento, los canarios salieron sin modificaciones, aunque sí en la actitud, porque ya tocaban con mejor idea, obteniendo las mejores jugadas de peligro.
En algo de diez minutos, dos centros de Harold Alas y un disparo que se convirtió en tiro de esquina de Ronald Pimentel fueron esas aproximaciones con las que Alianza sintió un poco de presión.
Siendo realistas, si Once había mejorado fue porque Alianza había bajado y perdido profundidad. Once se motivó y adelantó líneas para descontar en el marcador.
Pero cuando los canarios se vieron más cerca del descuento, los paquidermos volvieron a atacar y encontrar la quinta anotación.
Por derecha, Hérberth Sosa dominó y llevó el balón al área, donde formó una “pared” con Faña, descontrolando a la defensa canaria, entró en profundidad y definió cruzando a Cuéllar, cuando realizó el achique, sobre el 67’.
Para hacer más duro el castigo de los albos sobre el Once, tres minutos después (70’) con otra pelota que recibió Faña, sin marca, un poco adelante del mediocampo, controló y la manejó sin velocidad hasta el área canaria, donde llegaron los centrales a marcar y se los quitó con un solo movimiento de cintura, para terminar definiendo con otro tiro cruzado, venciendo por sexta vez al meta del Once.
Faltaba uno más, el del “Papi” Rodríguez, a quien anteriormente se le había negado con un cabezazo que pegó en el poste. Esta vez, en el 80’, Emerson Véliz lo asistió y le generó el espacio para que se perfilará desde fuera del área, con pierna derecha sacó un disparo raso que se le coló sobre la izquierda a Cuéllar, quien a pesar  de la estirada no llegó al balón  y sepultado por completo a los canarios, que como dicen popularmente “le tocó una de cantina”.

No hay comentarios.: