UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

lunes, 22 de abril de 2013

NO PUDIMOS DESCIFRAR DE NUEVO EL ANTIFUTBOL

Saben que si le juegan de tú a tú al Alianza se van goleados y por eso le ponen los diez hombres a defender, esperanzados a una jugada de suerte para anotar, a los desvergonados el espectáculo no les importa. 
Equipuchos de quinta categoría, su antifútbol y su felicidad por empates magros es el mejor tributo que le rinden al equipo más grande de El Salvador.
Fredycampos 



Dos partidos debía pagar de castigo Alianza hasta antes de que el viernes pasado le quitaran la sanción. Uno lo perdió, el que jugó sin afición. El otro, el de ayer, con afición, lo empató. Y así, sin ganar ninguno, perdió también el liderato del Clausura 2013. Karma le dicen algunos. Recuperó la gente, no recuperó el triunfo. De alguna manera lo tenía que pagar.

Y lo pagó al ser incapaz de romper el muro defensivo que le paró el Santa Tecla, el mismo equipo al que el torneo pasado le anotó siete goles en el estadio Cuscatlán, pero al que ayer apenas le pudo producir un par de oportunidades de verdadero peligro en el arco de Derby Carrillo.


También es lógico: este no es el mismo Santa Tecla del torneo anterior, benjamín del torneo y nuevo en estos avatares de manejarse en primera división, con la prioridad de salvar la categoría y mantenerse en primera división entre ceja y ceja. Este Santa Tecla, bajo el mando de William Renderos Iraheta y Guillermo Rivera, lucha por meterse a semifinales por méritos propios, ordenado en sus filas y revulsivo cuando encuentra espacios. Suficiente para tener los 28 puntos y el cuarto puesto que se le cuentan en la tabla.


Ayer, de nuevo, los tecleños apelaron a eso para intentar dar la sorpresa ante los albos. Les dieron oportunidades en los primeros minutos, pero conforme avanzó el partido, se les apagó el programa de la transición defensiva a la ofensiva y acabaron arrinconados, encerrados por el hambre aliancista de sumar tres puntos.


En efecto, la primera parte se presentó equilibrada, con las mejores opciones para los pupilos de Renderos Iraheta: un par de sustos que Cristian Vaquero no alcanzó a definir y en los que Miguel Montes se ganó el sueldo a pulso, mientras que los albos hacían gala de posesión sin contundencia.


Sucede que con el tino ofensivo que han mostrado Jonathan Faña y Osael Romero, con ocho y siete goles, respectivamente, en plena lucha con Nicolás Muñoz por el goleo individual, le han cerrado las puertas de la titularidad a Orlando Rodríguez, además de no contar con el lesionado Nelson Bonilla. 


Así, toda vez que “Osa” no es un delantero nato, juega más como mediapunta y al dominicano le corresponde enfrentarse en solitario con cuanta defensa se le pare enfrente, lo que ayer tenía el reto añadido de la buena disposición que mostraron Facundo Simioli y Jaime Medina para relevarse y evitar las acometidas del caribeño, además del “recadito” que Derby Carrillo le dejó sobre los primeros minutos al encararlo luego de achicarle un espacio.


Frenado en seco también por la pierna dura, sin ser malintencionada, con que el Tecla se paró en el Cuscatlán, Alianza replegó fuerzas y el choque fue parejo. Se llegaron entonces las oportunidades para los visitantes. Primero, al minuto 14, con un remate de fuera de área de Kevin Santamaría que pasó cerca del tubo; y al '18, con una jugada de habilidad de Vaquero, que remató de izquierda dentro del área y al que Montes le arañó el balón para sacarlo a tiro de esquina.



Alianza estaba sofocado. Lo asfixiaba la marca del Santa Tecla, que estaba cómodo con el envite y tuvo todavía una opción más clara que las dos anteriores cuando Santamaría interceptó un pase en el medio campo y se la sirvió con espacio suficiente a Vaquero, solitario ante Montes. Empero, el toque suave y por bajo del ariete se encontró con el meta paquidermo, que pudo desviar a tiro de esquina.


Arreón blanco


De regreso de los camerinos, Alianza dio el primer aviso de que no estaba dispuesto a tolerar más rebeldía en su propia casa. A los tres minutos del segundo tiempo, la polémica del encuentro, cuando una mala devolución del sector defensivo tecleño le permitió a Osael encarar a Derby. 


Sin embargo, cuando el 8 albo ya le había ganado la posición al meta tecleño, se dio cuenta de que había adelantado demasiado el esférico y, aprovechando la salida desesperada del meta benjamín, se dejó caer, en una simulación perfecta para que pareciera un penalti, pero imperfecta para engañar al central German Stanley García.


Impulsado por lo que consideró injusto, Alianza redobló esfuerzos y entonces encerró a Santa Tecla. Ramiro Cepeda le puso más presión para ahogarle la salida con el ingreso de Orlando Rodríguez y la salida de Carlos Arévalo. Línea de tres atrás y más piernas adelante.


Se llegaron entonces las oportunidades capitalinas. Los golpes de Vaquero y Santamaría encontraron respuesta en remates de Sosa, Rodríguez, Faña, todos ellos bien controlados por un seguro Derby.


Con sus jugadores replegados, Renderos pretendió darles oxígeno con la llegada de William Maldonado. Sin embargo, el 10 no cuajó en ningún momento en el encuentro, por lo que desapareció tan rápido como ingresó y acabó ahuecando 20 minutos después de saltar a la cancha. Para entonces, al '82, el Tecla ya estaba acorralado, repeliendo todos los ataque y sufriendo hasta conseguir el empate y el punto. El mismo que le sabe a poco a Alianza, ahora segundo. Le devolvieron la gente, no le devolvieron el camino al triunfo.

No hay comentarios.: