UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

viernes, 9 de diciembre de 2016

ALIANZA-SONSONATE: AFICION ALBA FUE LO MEJOR

La afición aliancista volvió a teñir de blanco la mayoría de sectores del estadio Cuscatlán, con lo que hicieron una presión mental sobre los cocoteros, quienes se vieron muy nerviosos en los primeros instantes del partido con algunas imprecisiones en la marca, con que cometieron dos duras faltas, una de ellas derivando en un tiro libre que Fabricio Silva no pudo definir, en punto penal.




Alianza y Sonsonate empataron sin goles en un partido en el que los arqueros se convirtieron en las grandes figuras de la noche.


Con argumentos en mano, los dirigidos por Alberto Castillo sacaron el negocio ante un conjunto paquidermo que tendrá que apelar más allá de su favoritismo, y que tendrá que trabajar el doble para conseguir el boleto a la última instancia del torneo.

El encuentro suscitado ayer en el estadio Cuscatlán albergó a los dos equipos más taquilleros y goleadores del campeonato. En el apartado de las recaudaciones, paquidermos y cocoteros registraron en conjunto más de $388,000; en cuanto a las anotaciones, ambas escuadras concretaron 80 goles, cifra que es el 22 % del total de la etapa regular del torneo.


El ambiente que se generó en los graderíos estuvo a la altura de lo ocurrido en la cancha. El inicio favoreció a la escuadra paquiderma y apenas al primer minuto contaron con la primera, pero Álex Larín voló el disparo. 

El Sonsonate se fue acomodando mejor en la medida que avanzó el cronómetro. Los pupilos de “Chochera” optaron por generar una presión que obligó a que los paquidermos retrocedieran a su feudo. Al mismo tiempo, el desequilibrio de Ze Paulo y Jackson de Oliveira desembocó posibilidades de gol por medio de jugadas estacionarias, las cuales fueron cobradas por el mediocampista Elman Rivas. 

Para la parte complementaria, con el ingreso de Juan Carlos Portillo, el equipo blanco encontró su mejor versión del partido, pues empezó a generar opciones de peligro. 

Por mucho, la ocasión con mayor dosis de peligrosidad llegó cerca del minuto 67, mediante un ataque combinado que completó Larín con un tiro al cuerpo de Martínez.

Los sonsonatecos también demostraron que las jugadas estacionarias son una especialidad de la casa y pusieron en peligro al Sonsonate, que hoy tiene ventaja para la vuelta.

jueves, 8 de diciembre de 2016

HISTORIA VS GARRA EN JUEGO CONTRA SONSONATE


En el estadio Cuscatlán se abre la serie entre Alianza y Sonsonate, que en los últimos días levantó cierto morbo por los problemas que se generaron en la programación de los partidos semifinales.
Será un duelo entre el favorito (los albos), ante el soñador (los cocoteros), por alcanzar la final del torneo Apertura 2016.
Alianza intentará reivindicarse con su afición, después de la mala imagen que dejó el equipo en ofensiva el domingo, cuando cayó contra Municipal Limeño (0-1), aunque la serie terminó a su favor.
“Nosotros lo que tratamos de evaluar del juego pasado fue ver lo bueno que hicimos para mejorarlo, y por supuesto analizar los errores para no repetirlos”, dijo Óscar Guerrero, jugador paquidermo, que no estuvo en su tarde frente a los cucheros, fallando goles que parecieron “fáciles”.
“El público nos genera ese jugador número 12, obviamente hay presión, pero tenemos que tener la capacidad para manejar las emociones en cada juego”, agregó el colombiano, quien fue uno de los más criticados por la afición y quien en la práctica de ayer trabajó por aparte la definición.
El técnico albo, Milton Meléndez, confirmó que “todo el equipo está bien” para encarar este partido, en el que tratan de omitir la “etiqueta” de favorito: “Todos los equipos conocemos a los demás jugadores, tratamos de saber las características de los jugadores rivales. Sonsonate tiene buenos jugadores que pueden llegar a hacernos daño, por lo que debemos mantenernos ordenados. Confío en mis compañeros y la calidad de equipo que posee Alianza”, apuntó Andrés Flores Jaco, lateral de los capitalinos.
Optimistas
Sonsonate está un poco tocado por el cambio de la programación para el partido de vuelta, trata de enfocarse en lo deportivo el duelo de esta noche, del que después de finalizado oficializará la hora del duelo de vuelta, que jugarán el domingo en el estadio Ana Mercedes Campos.
“La decisión termina afectando un poco, porque nos habíamos preparado para jugar sábado en la noche. Creíamos que por ser punteros se nos iba a respetar el jugar a la hora habitual. Pero el que es más vivo saca provecho del que es honesto. Pero, bueno, solo queda olvidarnos de este tema y dejárselo a la directiva”, mencionó Agustín Castillo, técnico de los cocoteros.
La última práctica previo al partido contra los albos contó con una reunión en el camerino de aproximadamente una hora, luego hicieron el trabajo de cancha donde afinaron algunos detalles tácticos, específicamente con el aspecto defensivo. Finalizaron con la famosa “recocha”, donde el equipo fue dividido en dos para jugar entre sí, el perdedor pagó una penitencia, con lo que resaltó la buena vibra que hay en el grupo.
“Estamos listos para jugar este partido. Hemos estudiado bien al rival, esperamos sacar provecho a nuestras fortalezas, contra sus debilidades para hacer un buen partido”, dijo el DT de los sonsonatecos.
Por su parte, el plantel vive este partido como si fuera una final. Disfrutan del momento, pero sin perder de la mente el compromiso que cargan en sus hombros.
“Vamos a enfrentar a un gran equipo, que tiene afición en los catorce departamentos.  Pero nosotros trataremos de ir a hacer un buen partido y buscar un resultado positivo, porque soñamos, junto a todo Sonsonate, en la final”, apuntó Óscar Martínez, portero de los occidentales.

domingo, 4 de diciembre de 2016

PERDIMOS PERO PASAMOS



Con la pólvora mojada, Alianza no tuvo un desenlace más tranquilo en la serie frente a Limeño, en la vuelta de los cuartos de final. Hasta con la portería vacía, los jugadores albos no pudieron anotar, sufriendo el descuento de Carlos del Giorno (90+3’), con el que empató en el global (2-2), pero que por la mejor posición en la tabla, le termina dando el boleto a los paquidermos. 
Los albos tenían la balanza a su favor, después de la victoria en el partido de ida (2-1). Los tres resultados (triunfo, empate y la derrota por un gol) le daban la clasificación a la siguiente fase. Milton Tigana Meléndez realizó tres variantes en su once inicial, con las incorporaciones de Larín, Sosa y Rudy Valencia (por Isaac Portillo, Juan Carlos Portillo y Rodolfo Zelaya), aplicando un 4-3-2-1.
Limeño, que era el obligado a ganar por dos goles para revertir la serie, repitieron el mismo cuadro titular del partido anterior (4-4-2). Pero el planteamiento ofensivo, utilizado por el DT Francisco Robles no dio mucho resultado en los primeros minutos, cuando los albos tomaron la manija del partido y con tres aproximaciones inquietaron la meta de William Torres, quien con algo de fortuna no vio perforada su portería.
Respaldados por el buen número de aficionados albos, quienes tiñeron de blanco casi todos los sectores del Cuscatlán, Alianza mantuvo el dominio del partido, con los desbordes por los costados de Óscar Cerén y Herbert Sosa. En la marca, Valencia y Rivera fueron oportunos para cortar la idea de los volantes santarroseños, específicamente en Yuvinni Salamanca, por quien pasó casi todas las pelotas. 
Los defensores albos también actuaron aplicados para hacer los relevos y no permitir la reacción del rival, que tuvo un número reducido de seguidores, quienes guardaban la fe para lograr el resultado favorable.
A partir del minuto 20, con pelotazos hacia el frente, Limeño dio algunas señales de vida. Balonazos que exigieron a Jefferson Viveros y Clayvin Zúniga a correr por la pelota, pero no había más sorpresa. Óscar Arroyo se convirtió en un espectador más. En ese momento, Alianza había tomado un respiro, le bajó intensidad al ataque y se rearmó para evitar más los pelotazos de los del Limeño y con ello se recuperó para volver a tener el control del partido.
Lo mejor del primer tiempo se vivió en los últimos quince minutos, donde los dos equipos tuvieron las aproximaciones más claras para marcar. Primero fueron los albos, con un desborde por la izquierda de LArín, quien al ganar línea de fondo, centró para la incorporación de Óscar Guerrero, quien no le pudo dar dirección al cabezazo y mandó el balón arriba, cuando había quedado con la portería vacía (33’).
Dos minutos después, la respuesta de los orientales fue con otro pelotazo, donde Zúniga asistió a Viveros, a quien le quedó un poco la pelota pasada y sin piernas para prolongar a un compañero que venía de frente, permitiendo el rechazó de la defensa local. Lo último de los albos, al 37’, con el desborde por la derecha del colombiano Guerrero, quien se quitó tres marcas, terminó pasando hacia atrás, pero a Sosa le fueron rechazados los remates dentro del área.

Luego, en un contragolpe, Larín se fue solo por la izquierda, perfilandose con su pierna izquierda, para sacar el remate que se terminó yendo desviado, con el que provocó los lamentos y recriminaciones de sus aficionados, que le reclamaban el egoismo por no asistir a Cerén, quien iba entrando solo por le otro sector. Así se despidieron de la primera parte, con Alianza frotándose la manos, al quedar a 45 minutos de la clasificación.
Grito ahogado
El tiempo era el peor enemigo de los santarroseños, quienes en la primera parte se habían quedado corto y por ello el técnico tuvo que modificar, al enviar a Diego Cocca, por Salamanca. Una sustitución de “hombre por hombre”, con el que no se cambió el sistema, pero el técnico esperaba encontrar profundidad.
Coca rapidamente pasó a tener el control del balón y liderar el ataque del equipo, que también ganó confianza para arriesgar más hacia el frente. Sin embargo, atrás hubo algunos descuidos, que estuvieron a punto de costarles caro, pero tuvieron la suerte que Guerrero no estuvo en su tarde.
El colombiano dejo escapar otra oportunidad clara, al encontrarse con un balón suelto que Herbert Sosa no pudo definir ante el achique del portero, y que el sudamericano envió afuera, al quedarse, otra vez, con la portería vacía (50’).
La afición volvió a reaccionar con reproche hacia sus jugadores, pero ahora incluyeron la exigencia de que ingresara el delantero Rodolfo Zelaya. Los gritos de “Fito, Fito, Fito…” hicieron ecó en el técnico Meléndez, quien casí de inmediato aceleró el calentamiento de Zelaya, quien minutos después llegó al partido.

El delantero, quien fue ovacionado en su ingreso, después de aplaudir la salida de Guerrero; trató de incorporarse rápido a la idea que quizo mantener el “Tigana”, manteniendo la presión sobre Limeño, que solo tuvo la oportunidad con el remate de Zúniga, que Arroyo tapó (53’). Alianza siguió sumando oportunidades para anotar, con un cabezazo de Fito y un cierre de Larín, que se fueron sobre la portería, después de los dos desbordes de Sosa, por la derecha.

En los últimos diez minutos, Limeño, sin más que perder adelantó líneas, para por lo menos recortar distancia y hacer más dramático el partido. El uruguayo Carlos Del Giorno pudo descontar de cabeza, tras un tiro de esquina (90+3’), con el que empataron el global y con lo que terminó el partido. Los albos celebraron con un sabor amargo, mientras los santarroseños se despidieron entre aplausos, por el esfuerzo realizado.