UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

jueves, 17 de diciembre de 2015

EL ALBO RUBEN ALONSO


SAN SALVADOR. Rubén Alonso le guarda un cariño especial al Alianza. "Fue el equipo que me trajo a El Salvador, con el que fui campeón, y hoy tengo la oportunidad de salir campeón de nuevo con él, como técnico", comentó el uruguayo de nacimiento pero salvadoreño por adopción. 
Ahora con Alianza, ha dicho que está cumpliendo un nuevo sueño, que la final contra FAS es soñada, que sueña, sueña, y cada vez se le hace realidad volver a ser campeón con los paquidermos, a donde, sin querer, se está convirtiendo en un "papá" porque, más allá del cariño que le tiene al equipo que lo trajo al país, ha hecho jugar a nueve juveniles en esta temporada. 
Franco, como es su estilo, habló de todo un poco durante el entreno, y repitió algo que le ha fascinado en el torneo, que ha podido echar mano de jóvenes, y también de otros experimentados, en múltiples rotaciones. A veces, es un dolor de cabeza poder formar un once ideal, por falta de calidad. A veces, un problema 'sano': "Lo bueno que el problema mío ahorita es que tengo todos, problema sano, ojalá que lo tuviera siempre, ya que todos quieren estar, y tengo jugadores importantes que tal vez no están al cien pero ya para echar mano de ellos, el caso Rivera, Sosa, que son importantes, y ojalá que podamos recuperar a Danny porque es parte importante de la última línea de cuatro", dijo.
Alonso mencionó que está "contento por verlos todos bien, por la motivación que tiene el grupo, y el domingo esa alegría que siga después de terminar el partido. Uno va a ganar, y uno tendrá que darle la mano al rival. Si nos toca ganar, bien, y si nos pasa la otra moneda, porque esto es fútbol, hay que ser realistas que puede pasar. Ojalá que tengamos el mejor trabajo, y si el rival tiene el mejor trabajo y sale campeón, a reconocerlo y felicitarlo".
Así mismo, habló de las experiencias que les tramite a los chicos. Este torneo, ha hecho jugar en Alianza a nueve de ellos. "Yo les digo que ellos no están más motivados que yo, no creo, aparte que no juego ya, trato de tirarles eso, que para que ellos estén más motivados que yo, tienen que estar al 200 por ciento porque yo llevo mi vida motivada, tengo 59 años, Dios me llena de bendiciones, y la motivación se la transmito al grupo y nunca me caigo, hasta que el árbitro pite, nunca pierdo la esperanza de conseguir un resultado, de tratar de conseguirlo", explica. "Eso se los transmito a ellos, y es mi experiencia, de vivir mi vida a "full" y al cien, agradeciéndole a Dios, y más ya casi con 60 años, es un regalo de Dios el que me está dando". 
"Tampoco es matarlos,  uno en estas instancias piensa, porque aquí no me trajeron para formar jugadores, y eso sí he dado oportunidades al doquier, y las que la han aprovechado, se han visto bien. Pero ya en esta instancia a veces cuesta un poquito pensar y he variado un poquito mi manera de ser; si tuviera 10 años en este equipo me la juego, pero no sé si al final de este campeonato se sigue o no se sigue, aunque tengo contrato, pero soy una persona que trata de ser lo más leal con ellos, motivo al joven y están tan cerquita de un campeonato, pero tan lejos también". agregó el uruguayo, quien les recuerda que "hay algunos que juegan toda su vida y no pueden salir campeones, que aprovechen este momento, pueden tener muchas o puede ser la única oportunidad. Pocos son los campeones que repiten. La motivación de ellos es grande, y el joven ha sido importantísimo. Aquí ni los de experiencia pusieron más, ni los otros, hubo momentos en que los jóvenes cargaron este equipo". 
Un poco de historia
Alonso llegó al país en 1985 para jugar en Alianza, después de que el argentino Juan Quartarone (Q.E.P.D.), lo trajera del Amatitlán chapín. Desde entonces, se convirtió en su segunda patria, y fue campeón con el equipo en 1986. Estuvo con los paquidermos hasta el 87, y luego militó en el Real España, Aurora, Finanzas Industriales, Fuerte San Francisco, Apaneca, Sonsonate, ADET y Municipal Limeño. 
Una vez se retiró, comenzó a dirigir y fue campeón con Alianza en 1998, y con el San Salvador en el 2003. Ha dirigido, entre otros, al Sonsonate, Mar y Plata, Real San Martín, Jocoro, Limeño, Isidro Metapán, Independiente Nacional 1906, Fuerte Aguilares, Once Lobos, Alba Acajutla, Águila, Universidad, Santa Tecla, Juventud Retalteca, y Audaz. Al alianza, es segunda vez que lo dirige, y podría conseguir con los paquidermos su segundo título con ellos como DT, y su tercero si se cuenta el que logró con San Salvador en 2003.  

No hay comentarios.: