UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

miércoles, 16 de diciembre de 2015

SUPREMACIA BLANCA


Después de 222 partidos en los que se han enfrentado Alianza y FAS, el 223 será la quinta final entre estos dos equipos (cuarta en torneo cortos. La primera en un torneo Apertura). Esta serie es dominada por los paquidermos, 3-1: 1993-94, Clausura 2004 y 2011. Los santanecos se quedaron con la del Clausura 2002. 
En el histórico entre tigres y elefantes, también se registra la disputa por el título de la temporada 1978-79, cuando FAS se coronó en la cuadrangular final, después de superar al Alianza, Santiagueño y Marte.
CON EL "TIGANA" LIDERANDO LA "CASA BLANCA"
Era la primera ocasión que se enfrentaban en una final FAS y Alianza. Los albos se impusieron 2-1 con las anotaciones de Milton “Tigana” Meléndez y Sergio Buffarini. Fue el quinto título de los paquidermos en su historia.
Después de 90 minutos de lucha sin tregua, la conclusión fue una sola: ganó el equipo que juego a ganar.
Con un inicio soportando la presión de los tigrillos, con más coraje que idea de juego, los albos superaron el asedio y pasaron a dominar la pelota con menos riesgo defensivo y mucha aplicación ofensiva. Así encontraron los goles de “Tigana” y Buffarini para remontar el resultado que había puesto adelante a los santanecos con un cabezazo de Fulgencio Bordón.
FAS FUE UN CAMPEÓN BASTANTE EXPLOSIVO
Con un doblete de un “joven” Williams Reyes, uno más de Víctor Velásquez y otro del “espectacular” Alejandro Bentos, FAS lograba parar una sequía de títulos al desconocer al Alianza (4-0), en lo que también fue el inicio de una dominio tigrillo en la Liga, pero frente a los albos solo fue un momento de alegría, pues es la única Copa que le han podido ganar, en la serie de cuatro finales.
FAS implacable. Superó a los albos en todas sus líneas a partir de una aplicación táctica, mental y física, para controlar el partido y borrar a los albos de la cancha.
Un título también bastante especial para el técnico Agustín Castillo, pues era el primero que lograba en el fútbol nacional, de los cinco que ha logrado en el país. 
Junto al preparador físico, Carlos Villarreal, son los únicos que sobreviven en el actual equipo.
LA CLASE DE CURBELO PARA TOMAR REVANCHA
Albos y tigrillos se reencontraron, dos años después de la humillación que le había causado FAS en la final del Clausura 2002. Significó el noveno titulo para los capitalinos en la historia, el cual se consiguió de una forma bastante emotiva, desde los penales.
En tiempo regular, el partido finalizó con un empate a cero. Esta paridad continuó en el tiempo extra, pero con las anotaciones de Víctor Velásquez (110’), para los santanecos, y Luis Espíndola (115’), para Alianza.
En los penales, la diferencia la pusieron los paquidermos con efectividad y gracias también a un acertado portero Miguel Montes, al tapar tres de los penales.
Sin embargo, el detalle por el que se recuerda de una manera especial este partido fue por la definición del último de los penaltis que hizo el uruguayo Alejandro Curbelo,  quien con mucha frialdad cobró el penal de la victoria para los capitalinos, con un lanzamiento al estilo “Panenka”. 
"FITO" ZELAYA, EL DOMADOR DE TIGRES
Siete años habían pasado de la última vez que Alianza había celebrado un título. Mismo tiempo, también, de la última vez que se habían enfrentado capitalinos y santanecos.
Con la batuta de Rodolfo “Fito” Zelaya, marcando un doblete, los albos lograron imponerse (2-1) a los tigrillos, que pagó bastante caro algunas desconcentraciones defensivas.
Un partido muy parejo, con planteamientos similares, donde Alianza marcó diferencia con un inquietante “Fito” Zelaya en el frente de ataque, y que hizo ver mal en más de una ocasión a los zagueros tigrillos.
Este fue el último duelo en el que estos dos se han enfrentado y de los que sobreviven dos jugadores en cada equipo: Herbert Sosa y Rodolfo Zelaya, en Alianza; Luis Contreras y Cristiam Álvarez, en FAS.

No hay comentarios.: