UNOS TIENEN MAS AÑOS, OTROS MAS COPAS, NINGUNO TIENE MAS GLORIA ☼ ALIANZA VIVIRAS HASTA QUE SE APAGUE EL SOL ☼ LACASALBA.COM, LO MEJOR DEL ALIANZA EN LA RED

miércoles, 22 de febrero de 2012

25 AÑOS DE LA FINAL MAS MEMORABLE DEL FUTBOL NACIONAL; ALIANZA 3-AGUILA 1

Este día se cumple un cuarto de siglo de una de las finales más cerradas, tensas y memorables de la historia deliga mayor, que acabó con euforia aliancista.

Pasaron 25 años, y este fenómeno no se repitió más. El Alianza y el Águila, por afición, recursos e historia, han sido permanentes protagonistas de la primera división del fútbol salvadoreño. Se enfrentaron en la primera final con sede en el estadio Cuscatlán, en 1976. Cuando reeditaron ese clásico el 22 de febrero de 1987, por una nueva corona, pocos pensaron que sería la última vez en un cuarto de siglo.

Quizá por eso aquella batalla épica entre albos y negronaranjas en un soleado de domingo de hace dos décadas y media crea todavía un mito en su entorno que perdura.

Fue un encuentro denso, un 0-0 en 120 minutos. Tensión, expulsiones, controversia, penaltis. Y estadio lleno. Y un Alianza con la carga de 20 años de no ser campeón (su título anterior quedó en 1967). Con un Águila que dominó con autoridad la campaña regular y quería consumar su nivel en la cima.

En la cancha, todo ese contexto encendió el fútbol. A poco de comenzar la final, el habilidosos uruguayo Carlos Reyes le hizo un túnel al volante aguilucho Eduardo Santana; éste último lo detuvo con una patada. Carlos Ortiz Cardoza, quizá el mejor árbitro de la época, lo expulsó.

Esa escena marcó el tono de todo el encuentro. Ortiz Cardoza sacó dos tarjetas rojas más en los 120 minutos; a Carlos Coreas, del Águila, y al extremo aliancista Jorge Orantes.

Tal empuje de músculo opacó un partido lleno de grandes jugadores de ataque. El Águila contaba con dos volantes creativos de lujo: “el Pelé” Zapata y “el Primi” Maradiaga; en ataque, la rapidez de Salvador Coreas y la efectividad de Ned Barboza.

Los albos gozaban en tanto de una joven generación de talentos que se pulieron poco a poco. Los nacionales “Kin” Canales y Palacios Lozano se complementaban con los uruguayos Reyes y Rubén Alonso para aterrorizar a las defensa rivales.

FIESTA DE FÚTBOL

La final de 1987 tuvo que haberse jugado dos meses antes. El terremoto del 10 de octubre de 1986 obligó al fútbol a hacer una pausa y posponer sus fechas. El monumental estadio Cuscatlán quedó dañado, al punto que calló el techo que cubría los palcos de la esquina sur.

Con reparaciones urgentes, el escenario estuvo listo para albergar la fase decisiva del torneo. El Alianza alcanzó entonces el pico de su rendimiento. Apenas llegó a la postemporada gracias a un repechaje, pero ganó esa ronda, y obligó al Águila, puntero del circuito regular, a sacar al campeón en un único partido decisivo.

La expectativa fue máxima. Los medios de comunicación, que ya contaban con la cobertura de Canal Cuatro y radios de tradición deportiva como YSKL, tenían compañía con Canal 12, que en esa misma temporada montó el programa especializado “Cómo Quedaron”, del conductor Sergio Gallardo.

Se hablaba del encuentro mucho antes de empezar. Se iba a desmenuzar mucho después de terminado. Eso, más el imán de ambas camisetas, hicieron una final explosiva.

“Yo decía que el Alianza era el campeón de papel, porque ese campeonato fue apenas la tercera que ganó; cubrimos esa final como nadie lo había hecho, con imágenes curiosas”, recuerda Gallardo.

PROBLEMA

El técnico Ricardo Sepúlveda tenía un problema. Uno de sus mejores jugadores, Antonio García Prieto, estaba lesionado. Sin embargo, el chileno corrió un riesgo. García Prieto lo recuerda: “Sepúlveda me hizo una promesa: ‘Vas a salir en el equipo campeón, merecés salir’. Pasó que me incluyó en el equipo titular, y apenas inició, me cambió (salió por Biegler)”.

Con un cambio menos, los albos iniciaron una maratón de 120 minutos que exprimió sus fuerzas al máximo. Contaron con la ventaja de un hombre de más, pero sin la calma necesaria para definir el pleito con goles.

El Águila, en tanto, hizo doble esfuerzo, con un despliegue titánico para vender lo más caro posible el títulos. Hernán Carrasco Vivanco, técnico naranja, analizó luego que “el cansancio influyó. Habíamos corrido con dos hombres menos durante casi los 120 minutos. Los penaltis fueron una lotería”.

Una lotería en la que, para algunos, el Alianza llegó con ventaja. El analista de la KL,
Raúl “Pato” Alfaro, dijo en su narración antes de los penaltis: “Entre Caballero y Chamagua hay una enorme diferencia. Chamagua fue extraordinario en el campeonato. El mejor del momento. Caballero (quien reemplazó al arquero mexicano Nahún Corro justo en la final) fue irregular”.

Al final, la predicción del “Pato” dio en el blanco. Chamagua fue la figura de los penaltis; le atajó los tiros a Barbosa, Maradiaga y Salvador Coreas.

El narrador radial Roberto “el Cipote” Aquino, designado a narrar los penaltis porque era quien cantaba los goles de forma más prolongada, gritó por 10 segundos el gol de Carlos Reyes, el tercero del Alianza, el que aseguró una ventaja que consagró a los albos.

Años más tarde, Chamagua le confesó a EL GRÁFICO: “(En la final 1987) yo me sentía de lo más calmado. Si ves el video, en los penaltis yo nunca me tiro antes de que los del Águila toquen la pelota. Es que yo escuchaba la voz de una persona que hubiese querido que estuviera en el estadio ese día, era mi mamá (María Ester), que había muerto unos años antes. Ella me decía: ‘Tranquilo, mi amor, tranquilo’. Eso me daba paz. Al terminar el partido, hubiera querido ir a abrazarla a ella”.

Veinticinco años pasaron de aquel recuerdo memorable de Chamagua, sus compañeros aliancistas y la afición capitalina. Una final que sigue viva por la emoción que todavía despierta en sus protagonistas.

FICHA DEL PARTIDO

Alianza
15. Raúl Chamagua
05. Carlos Medrano
06. Óscar Rodríguez
07. Antonio García Prieto
12. Jorge Orantes
11. Hernán Sosa
21. Juan Ramón Pacheco
22. Carlos Reyes
10. Joaquín Canales
16. Julio Palacios Lozano
20. Rubén Alonso
Cambios
03. Óscar Biegler x García Prieto
13. Rodolfo Alfaro x Palacios
Técnico: Ricardo Sepúlveda

Águila
01. Alcides Caballero
02. Mario Castillo
03. Fredy Orellana
04. Juan Carlos Carreño
25. Carlos Coreas
08. Ramón Maradiaga
06. Eduardo Santana
10. Luis Ramírez Zapata
12. Dagoberto López Medrano
09. Ned Barbosa
11. Salvador Coreas
Cambios
21. Julio Herrera x López
Técnico: Hernán Carrasco Vivanco

PENALTIS:
ALIANZA (3): Alonso (falló), Alfaro, Sosa, Pacheco (falló), Reyes.
ÁGUILA (1): Barbosa (falló), Carreño, Maradiaga (falló), S. Coreas (falló).

ÁRBITRO:
Carlos Ortiz Cardoza. Líneas: Rafael Rodríguez y Francisco Amaya Cruz. Expulsó a Orantes, del Alianza; a Carlos Coreas y Santana, del Águila.

ESTADIO:
Cuscatlán, San Salvador.
Recaudación: 603 mil 370 colones.

No hay comentarios.: